MOVIMIENTOS EVANGÉLICOS DE LA EDAD MEDIA

Nota:Como parte de nuestra celebración de los 500 años de la Reforma, les dejamos un escrito de los movimientos cristianos previos a la Reforma, en este documento no se encuentra información de Huss ni de Wyclif. Ya que son tratados por aparte. En octubre estaremos celebrando de manera especial la Reforma, así que esperamos que este documento sea un preámbulo para esta celebración.

Movimientos evangélicos de la Edad Media

Por Edgar Contreras Rosales

Como sabemos, la iglesia dominante en la Edad Media era la Iglesia Católica Romana (ICR) con todas las características que ya conocemos y que incluyó organizaciones e individuos que conocían mucho de evangelio y que aún toleraron cosas con las que no estaban de acuerdo pero no se oponían abiertamente al papado.  Sin embargo hubo grupos e individuos que no estaban de acuerdo con la ICR.  Todos ellos precedieron al movimiento de la Reforma del siglo XVI que se llevó a cabo principalmente por Martín Lutero.

Lo que caracterizó a estos movimientos podemos resumirlo como sigue:  1)  Deseaban volver a la sencillez del N. T.  2)  Consideraban el bautismo y la cena del Señor como ordenanzas y no como sacramentos.  Ambos actos no salvan de la condenación eterna.  3)  Criticaban la conducta inmoral de la ICR y también su ritualismo y superstición.  4)  En general era agustinianos en la doctrina de la salvación.  5)  Eran perseguidos por la ICR.

  1. Paulicianos.  Aunque no estamos de acuerdo con todo lo que enseñaban los incluimos aquí porque cumplen con algunas de las características de los grupos opositores a la ICR.  Se desarrollaron alrededor del año 600.  Sólo bautizaban a adultos que lo pedían y que fueran creyentes.  En el año 800 fueron perseguidos por la iglesia ortodoxa  y huyeron a los Balcanes.  En esta época se dio la controversia iconoclasta provocada por el culto que se le daba a las imágenes.  Mucho de esto fue causado por los paulicianos.  Ellos decían ser simplemente cristianos.  El nombre que tenían se les dio por su respeto al apóstol Pablo.  El movimiento comenzó con un personaje llamado Constantino Silvano de Mananalis, cerca de Samosata.  En este movimiento resurgieron algunas creencias heréticas de los marcionitas y gnósticos y el dualismo.  Aceptaban el N.T. con excepción de las cartas de Pedro.  Consideraban a Jesús como un ángel bueno enviado por Dios y por tanto Hijo de Dios por adopción.  Rechazaban el monasticismo, los sacramentos externos, la cruz, las imágenes y las reliquias.  Repudiaban  la jerarquía católica
  2. Valdenses Algunos creen que vienen de Pedro Valdo, pero parece  que él se agregó a un grupo ya existente, aunque sí fue su líder más famoso (1170-1217)  La doctrina de ellos era muy neotestamentaria.  Aceptaban inspiradas las Sagradas Escrituras (pero no los apócrifos).  Creían que Dios hizo todas las cosas de la nada por su propia voluntad.  Creían que Dios gobierna el mundo soberanamente.  Que el hombre está bajo la influencia del diablo y esclavo del pecado.  Según ellos Dios salva a los que él escogió desde antes de la fundación del mundo por su gracia.  Cuando  vino la Reforma ellos vinieron a tener contacto con Lutero, Zwinglio y Calvino aunque nunca se unieron completamente al movimiento.  Al igual que los reformadores los valdenses creían que la única regla y autoridad en materia de fe era la Biblia.  Rechazaban por antibíblicas las misas y las oraciones por los muertos y negaban el purgatorio.  Creían que la oración en secreto es más eficaz que en la iglesia.  Defendían la predicación laica de hombres y mujeres.
  3. Los albigenses. Surgieron en Albi al sur de Francia (1000-1250)  Eran opositores al catolicismo, aunque tenían ideas dualistas.  Sin embargo muchos gobernadores (duques, condes) los apoyaban.  Inocencio III los atacó y en cuatro cruzadas que hicieron contra ellos murieron 30,000 albigenses.  Raimundo de Tolossa que los defendía hizo la paz al fin con la ICR a favor de ellos.  Este grupo también se conoce como los cátaros (limpios o puros).  Tanto ellos como los valdenses hacían mucho uso de la Biblia.  Por eso la ICR prohibió a los laicos poseer las Escrituras y condenó todas las traducciones-  Esto ocurrió en el Sínodo de Tolossa y también fue allí que comenzó la mal llamada Santa Inquisición.

Entre todos estos grupos y aún entre los que pertenecían a la ICR surgieron también algunos individuos que se opusieron a la corrupción de la ICR mucho antes de la Reforma.  Entre el 1100 y el 1200 hubo una serie de predicadores evangélicos de los cuales mencionamos a Pedro de Bruys, Enrique de Lousana y Arnaldo de Brescca al sur de Francia.  En los países bajos fue famoso Tanquelmo, y Eudo en Inglaterra.  Pero hubo otros muy destacados y por eso se amplía la información respecto a ellos.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

error: ¡El contenido está protegido!
A %d blogueros les gusta esto: